Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

El antiguo reloj del campanario de la Bisbal d’Empordà.

Interesada en tomar unas fotografías des de un punto alto de la ciudad, solicite permiso para poder subir al campanario de la Iglesia de Santa María de la Bisbal, al que fui acompañada por Herman, conocido también como el señor campanero.

Campanario de la iglesia de Santa maria de la Bisbal
Campanario de la iglesia de Santa maria de la Bisbal

 

Tuvimos que subir por unas escaleras de piedra en forma de caracol y estrechas que mostraban signos de ser poco usadas, estas  llegaban hasta la terraza del campanario. Para saber dónde poníamos los pies, utilizábamos la linterna del teléfono móvil, además dio la casualidad que aquel  dia la tramontana  soplaba con fuerza  y en el interior de la torre  el silbido del viento parecia el de una pelicula de misterio de la  época medieval.

Maquinaria del antiguo reloj de la Bisbal d'Empordà
Maquinaria del antiguo reloj de la Bisbal d'Empordà

Después de subir un tramo de las escaleras, observe que en una pequeña habitación había la maquinaria del antiguo reloj del campanario y además permanecía colgado en la pared un deslucido impreso con el logo de la fábrica de relojes Viuda de Murua, (Álava), España, que contenía las instrucciones para la puesta en marcha y  cuidado del reloj.   Podemos ver algunos de los trabajos que fuern efectuados  por la fabrica Murua   , como también un video ilustrativo  de un  reloj de  torre campanario efectuado por la empresa viuda de Murua que segun parece  sigue activo.

Instrucciones para la preservación del reloj
Instrucciones para la preservación del reloj

 

Debido a que disponía de imágenes, he considerado presentar esta informació, bien sea por su antigüedad de estos  elementos, aunque desconozco el año que fue instalado el reloj, como por las referèncias que nos aporta.

 

 

Dice así:

Puesta en marcha de un reloj de horas y cuartos de hora, remontaje de pesas electro-automático

Las dos pesas laterales que penden de los cables arrollados en los tambores se instalaran según figuran en hojas aparte

La parte central suspendida de cadena debe colocarse en forma de que después de sonar la hora del reloj quede un trozo de cadena libre de 10 a 12 ctms. por debajo del piñón del eje de la cuerda

Engrase de la maquina

Debe quitarse bien el polvo para que la maquina se encuentre limpia.

El engrase debe hacerse:

En los cojinetes de bronce en que se apoyan los extremos de los ejes y en los ejes de las palancas.

Rueda de palas de áncora donde suena el reloj tic-tac.

Maquinillas de minuteria situadas detrás de las esferas y transmisión des del reloj a la esfera exterior.

Los ejes de las paleas de desviación del cable de pesas si la hubiera, para que giren las poleas, no que vaya el cable rozando, pues en este caso de desgastaría fácilmente y se romperá precisando además el reloj mucho más esfuerzo.

Este trabajo debe realizarse por lo menos una vez al mes.

Nunca deben engrasarse los dientes de las ruedas y piñones pues no sirve más que para acumular polvo y suciedad.

Una imagen del interior de Santa Maria
Una imagen del interior de Santa Maria

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La argila de La Bisbal guarda secrets

El dissabte dia 3 de maig del 2019 al teatre Mundial de la Bisbal Alba Solés i Isaac Rufí van presenta una conferència titulada El mastodont que s’amagava a Vacamorta  tematica relacionada en àmbit de la paleontologia. El motiu de la conferencia era explicar un fet que si bé data  del període  del miocè superior de  milions d’anys enrere,  a la vegada  ha estat motiu de tornar-ne a parlar degut a un fòssil  que anys enrera s’havia localitzar a una zona del  peu de les Gavarres.

Tot va venir perquè un particular va cedir a ajuntament de la Bisbal un queixal que guardava des de feia 50 anys  localitzat per aquestes contrades. Desprès que els experts analitzessin la peça junt també amb d’ altres elements coneguts ja  disponibles, se’n han pogut fer representacions gràfiques fins arribar a un concents entre experts,  es tracta d’un  queixal  que pertany a l’espècie Tetralophodon longirostris.

Al Museu Terracotta de la Bisbal tenen exposat aquest  queixal i algun altre element del cos d’aquesta espècie, tot que a  la vitrina d’exposició hi  consta el  nom de Deinotherium giganteum, en català anomenat Deino. Ambdues especies poden tenir algun tipus de morfologia que els faci quelcom de diferents.

Deinotheium giganteum (Imatge Terracotta Museo de la Bisbal Empordà
Deinotheium giganteum (Imatge Terracotta Museo de la Bisbal Empordà
Tetralophodon longirostris (catàleg Ajuntament de la Bisbial, dibuix Mauricio Antón)
Tetralophodon longirostris (catàleg Ajuntament de la Bisbial, dibuix Mauricio Antón)

 

 

 

 

 

 

 

 

Els conferenciants van animar a les persones que disposessin d’ elements fòssils o que poguessin ser localitzats en un futur, que el mostressin per poder-los analitzar i datar-los en el temps. Sembla que les argiles de la Bisbal, com les d’altres zones geològiques, poden preservar elements fossilitzats en bones condicions i tenen el seu interès perquè ens permeten conèixer amb detall com era abans la geografia de la zona, el clima, la vegetació, el tipus d’ especies animals que convivien plegats, els seus  hàbits i qui sap si fins i tot se’n pot trobar la resta de humans.

Els conferenciants van parlar també d’alguns paleontòlegs  destacats per  les  aportacions que han fet en aquests camp científic, entre ells  valoraven els treballs del  doctor Miquel Crusafon i Pairó.

Deino, Museu Terracotta de la Bisbal, 2019
Deino, Museu Terracotta de la Bisbal, 2019

M. Luisa Fernández Pérez-Rasilla

La residencia  'Vall d'Hebron' y al fondo  la clinica materno-infantil
La residencia 'Vall d'Hebron' y al fondo la clinica materno-infantil

La señora M. Luisa Fernández fue la Jefa de la Escuela de enfermería del hospital de la ‘Vall d’Hebron’ de Barcelona entre los años 1971 y 1974, estudios de enfermeria que en aquellos momentos  recibían el nombre de Ayudante Técnico Sanitario -ATS- que fueron establecidos mediante  la Orden del dia 4 julio  de 1955 (BOE 2-8-1955, núm 214)

Según datos  existentes en un documento , las personas que tenian  responsabilidad en el funcionamiento de la escuela eran, el director de la Residencia Sanitaria, la Jefa de la escuela y la Secretaria de Estudios y evidentemente el equipo de instructuras.  Las actividades docentes de enfermeria  en el  hospital de la ‘Vall d’Hebron’ se iniciaron en el año 1966 y  des de este año hasta el 1971 la Jefa de la escuela fue la señora Minerva Prado y , a partir de la promoción  1971-1974  este  cargo paso a ser  desarrollado por la señora M. Luisa Fernández.[i]

M. Luisa Fernández Pérez- Racilla (cedida por Manolo Fernández)
M. Luisa Fernández Pérez- Racilla (cedida por Manolo Fernández)

Las  alumnas que perteneciamos a la septima  promoción  de estudiantes  1971 – 1974,  una vez que hubiesen   transcurrido 25 años  de  nuestra graduación,  quisimos celebrarlo organizando una cena de encuentro con compañeras  y profesores, esta fue celebrada el dia 12 de junio del año 1999 en el hotel  Hamilton de Barcelona.  Como complemento de este encuencro  habiamos pensado  en hacer un pequeño resumen sobre nuestras experiencias en la escuela, pero finalmente no fue posible , aunque decir había recopilado  algunos datos que en estos momentos  nos son  útiles para recordar a Marisa, la que fué nuestra responsable  de estudios y era  así como la llamabamos.

Antes de seguir, comentar  que el primer y segundo curso de la carrera la hicimos en la escuela de la ‘Vall d’Hebrón’, pero sabíamos que deberíamos de cursar el tercer curso en la escuela de enfermería de la recién inaugurada  Residencia Sanitaria de Bellvitge  situada en ‘Hospitalet de Llobregat’ que abrió sus puertas el día 8 de noviembre del año 1972. Motivo por el cual  las estudiantes de segundo curso de enfermeria de la Residencia Sanitaria de la Vall d’Hebron, fuimos la Primera promoción  de la escuela de  Bellvitge.

La previsión de la necesidad de disponer de mas alumnas y enfermeras graduadas para cubrir las necesidades de los hospitales de Barcelona,  fue el motivo principal de que  en el año 1971 la escuela de la ‘Vall d’Hebrón’ admitiese a 50 alumnas  de más, por lo que nos encontramos 100 alumnas  realizando el  primer curso de  la carrera. Para proceder a una mejor organización  docente se crearon  dos grupos de estudiantes el ‘A’ y el ‘B’  que  seguiamos las classes teóricas en distintas aulas, nuestro curso era el del grupo ‘B’.

 Ambas escuelas, la del ‘Vall d’Hebron’ y la de Bellvitge aplicaban  el modelo docente propio de las escuelas de la Seguridad Social  que consistia en un regimen de internado, motivo por el que debiamos de permanecer al centro des del  domingo por la noche hasta el sábado al mediodía, esta formula para las personas que veniamos en poblaciones bastante apartadas resultó ser más cómodo. Las prácticas las realizábamos en los diversos servicios del hospital general, en el centro de  traumatologia  y  rehabilitación y en la  clínica materno-infantil cuyo  horario  era  de 8 a 14 horas y  las tardes estaban reservadas para assistencia a clases teóricas.

 Antes hemos comentado que deseabamos  escribir una breve crónica  y que disponia de algunos datos, entre ellos guardaba acompañados de fotografias la carta que me cedió el señor Manolo Fernández, hermano de la señora M.Luisa Fernández  mediante una carta recibida en el mes de junio de 1999.

M. Luisa Fernández Pérez-Racilla, cedida Manolo Fernández
M. Luisa Fernández Pérez-Racilla, cedida Manolo Fernández

 

Des de que recibí la mencionada información y debido a no haber podido escribir nada referente a Marisa, en ocasiones  sentia como si hubiese dejado algo importante de hacer, sensación  esta que bien podia ser debia al  interés y entusiasmo que me expreso el señor Manolo por la posibilidad de que fuesen relatados   algunos  hechos de la vida profesional de Marisa, que facilitarian su recuerdo. Es posible que su interés estuviese reforzado debido a  la pérdida prematura de  Maria Luisa, pués  dejo este mundo cuando tan solo tenía 52 años .

Algunos datos  referentes a la señora Marisa

 María Luisa Fernández Pérez-Rasilla nació del día 17 de febrero de 1931 en Cabezón de la Sal -Cantabria-, pueblo muy próximo al de Corrales de Buelna donde habia fijado  su residencia.

Cuando tenía unos 29 años se matriculó para cursar los estudios de enfermería en el hospital Marqués de Valdecilla,que perteneció a la promoción 1950-1953. El hospital de Valdecilla esta ubicado en la ciudad de Santander -Cantàbria- y su primitiva construcción fue conocida por Casa de Salud, creada en el año 1929 mediante las  aportaciones economicas hechas por Ramon Pelayo, marqués de Valdecilla que habia sido un empresario e indiano español.

Al finalizar la carrera Marisa fue a ejercer al hospital de Logroño y poco después se trasladó en el hospital de Cruces  en la ciudad de Baracaldo provincia de Bilbao .También según nos cuenta el señor Manolo, Marisa estuvo durante un año en el hospital de Huelva y en el año 1961 se trasladó al hospital de Palma de Mallorca donde permaneció hasta el año 1963, no consta referido pero posiblemente estuvo en un hospital que habia sido  construido en el año 1953 en los terrenos de Son Dureta, cuyo centro recibio el nombre de Residencia Sanitaria Virgen de LLuc , más tarde las actividades de este hospital fueron traspasadas a Son Espases que tenia tambien  las funciones de  formación de médicos y de enfermeras.

A finales del año 1963 Marisa, bien fuese por motivos de querer disfrutar de un receso  laboral, tener la oportunidad de aprender el idioma inglés o quién sabe si también observar otros modelos de atención a los pacientes, que decidió ir a hacer de canguro, o sea ocuparse de la atención a niños pequeños en la ciudad de Londres.

Al regresar de la capital inglesa se reincorporó nuevamente en el hospital de Burgos, posiblemente se tratase del hospital general de Yagüe, conocido en aquel momento con el nombre de las Trescientas camas, centro que fue inaugurado en el año 1960. En este hospital estuvo durante cinco años.

M. Luisa con un grupo de alumnas, cedida Manolo Fernández
M. Luisa con un grupo de alumnas, cedida Manolo Fernández

Fue en el año 1969 cuando  pasó a ejercer en Barcelona a la  residencia sanitaria actualmente conocida por hospital de la ‘Vall d’Hebron’ y según unos datos cronológicos que disponemos, su incorporación coincidió en la fase de cese de funciones de la señora Minerva Pardo, que hasta aquel momento havia sido la responsable de la escuela de enfermería.

M.Luisa con las instructoras espezando por la izquierda, M. Carmen Sánchez, Mayte Martin, Carmen Vicente,Begoña Gómez y Carmen Agundez, cedida Mayte Martín
M.Luisa con las instructoras espezando por la izquierda, M. Carmen Sánchez, Mayte Martin, Carmen Vicente,Begoña Gómez y Carmen Agundez, cedida Mayte Martín
Poco tiempo después, esta responsabilidad paso a ser desarrollada por la señora Marisa con continuidad hasta el año 1975, en que el cargo esta vez paso a ocuparlo la señora Mayte Martin, enfermera que formaba parte del equipo de instructoras y a quien también debemos de agradecerle su gentileza por habernos ofrecido las imágenes que presentamos .[iii]

Su hermano nos contó que finalmente Marisa volvió a su punto de partida, o sea que regresó al hospital de Valdecillas, pero esta vez para ejercer labores asistenciales. Nos complacería mucho que pudiésemos llegar a tiempo de que el señor Manolo pudiese leer este breve relato en recuerdo a su hermana.

Marisa con un grupo de instructoras, cedida Mayte Marti
Marisa con un grupo de instructoras, cedida Mayte Marti

Opinión

Marta, Elisa, Mayte,Dolores Char y Rosa M.   /11/ 1971
Marta, Elisa, Mayte,Dolores Char y Rosa M. /11/ 1971

  Hemos  observado que M.Luisa ejerció su profesión en un momento  del auge en la edificación  de grandes hospitales en diversas provincias españolas, algunos de ellos  recibian el nombre de residencias sanitarias,  construcciones que fueron realizadas  durante  las décadas de los  años cincuenta y sesenta. Además estos grandes hospitales fueron y aun siguen siendo centros con actividades academicas de enfermeria y centros de practicas medicas y quirurgicas para estudiantes de medicina.

Debido a no disponer de datos más concretos referente al trabajo profesional realizado por Marisa, no podemos afirmar el supuesto de que en estos hospitales donde habia  ejercido anteriormente al hospital de la ‘Vall d’Hebron’ de Barcelona, estuviese también dedicada a la formación de enfermeras, es posible que así fuese debido a que los referidos  hospitales  actualmente estan considerados como hospitales universitarios.

Comentar que encontre datos sobre una en enfermera  llamada Maria Fernández  Pérez- Rasilla que habia sido homenajeada  en varias ocasiones y la habia  confundido con Marisa , desconozco si se trata de una hermana  debido que dispone de los mismos apellidos, la epoca puede coincidir  y vivia en Los Corrales de Buelna.

 

Notas

[i] Datos cedidos  por la  secretaria de gestión docente de la Escuela de Enfermería de la ‘Vall d’Hebrò’, año 1999.
[ii] Manolo Fernández, carta acompañada de imágenes que fue librada a Rosa M. Masana   des de Los Corrales de Buelba el día 23/6/1999.

[iii] Mayte Martin, carta  con imágenes recibida des de S. Cugat en marzo del año 1999